Seleccionar página

“La inspiradora música de nuestras vidas”

Década del ’80. Javed es un joven adolescente inmigrante desde Pakistán, que ahora vive con su familia en Luton, Inglaterra. De una personalidad un tanto tímida y creativa, el chico escribe poesía y otros textos, mientras ‘envidia’ la vida de su amigo Matt y se siente apresado por las tradiciones impulsadas por su padre, que es un hombre con reglas rígidas y muy estrictas. Un día, un compañero de su nuevo colegio le regala unos cassettes con música de Bruce Springsteen. Ni bien escucha las canciones de ‘The Boss’, el muchacho comienza a sentir una inspiración interna que derivará en una profunda liberación personal.

Esta película, dirigida por la británica de origen keniata Gurinder Chadha, está basada en las memorias “Greetings from Bury Park: Race, Religion and Rock” del periodista Sarfraz Manzoor, que escribió el guión junto con la propia Chadha y Paul Mayeda Berges. El libreto es conciso y correcto y va narrando progresivamente las acciones en la vida del protagonista. El título del largometraje se desprende precisamente de una canción homónima de Springsteen.

El film está ambientado en un contexto un tanto agitado a nivel social y político. El racismo se hace presente en las calles inglesas y Javed Khan no queda ajeno a ello ya que es constantemente acosado y asaltado por ser pakistaní. Por otra parte, las decisiones impulsadas por la recordada y polémica primer ministro Margaret Thatcher también tienen en vilo a la sociedad.

El largometraje entra en el género de la comedia, con atisbos dramáticos. Pero la magia radica en las secuencias musicales, género del que también se nutre en un cierto punto. Una de ellas, transcurre cuando el protagonista y sus amigos ‘interceptan’ la radio de la escuela, ponen música de Springsteen, y salen corriendo y bailando por las calles de la ciudad. Ese desparpajo juvenil simboliza uno de los puntales que necesita nuestro héroe para lograr su ansiada realización y liberación, y alejarse de la opresión.

Esa opresión está encarnada por Malik, su padre, cuyo arraigo por la tradición pura, además de las propias frustraciones, hacen que viva poniéndole límites a su descendiente. Él ya planificó el futuro de su hijo y sus dos hermanas, mientras se pone en un rol de patriarca férreo. Pero esa dureza bien podría quebrarse cuando el hombre abra bien los ojos y contemple que su camino de enseñanza tal vez ha sido demasiado estricto, y que él mismo merece su propia redención en su existencia.

Viveik Kalra realiza una buena ‘performance’ como Javed Khan. El intérprete, de madre hindú y padre británico, compone acertadamente a un protagonista que va madurando y soltando paulatinamente sus ataduras. Kulvinder Ghir es su papá Malik y Meera Ganatra se mete en la piel de su madre. Dean-Charles Chapman es su viejo amigo Matt y la requerida Hayley Atwell es la señorita Clay, una profesora de inglés. Completan el elenco Nell Williams como Eliza, un interés amoroso del personaje principal y Rob Brydon, Aaron Phagura, Nikita Mehta, entre otros, en diversos roles.

Javed cerró los ojos y la música de Bruce Springsteen inundó su alma. Decidió, de a poco, ir saliendo al mundo, y romper con límites propios y ajenos, para dar a conocer su voz en un universo cambiante.

Puntaje: 8 de 10

Guillermo Bruno