Seleccionar página

“La lucha por la familia”

Década del ’60, Estados Unidos. George Blackledge es un ex sheriff que vive con su mujer Margaret y su hijo James, que a su vez está casado y tiene un chico llamado Jimmy. Un día, James muere en un accidente ecuestre y tiempo después, Lorna, la viuda del susodicho, se casa con un hombre llamado Donnie Weboy. En una ocasión particular, Margaret se convierte en testigo de la violencia que ejerce Donnie ante Lorna, en tanto que el novel matrimonio toma la decisión de irse sin dejar rastro. Margaret convence a George de ir en la búsqueda de su nieto, temiendo por su salud, además de imponerse su necesidad de crianza.

Este film está dirigido por Thomas Bezucha, que también escribió el guión, basado en la novela homónima de Larry Watson. El drama familiar corroe los parajes norteamericanos, en los que habrá peligros y confidencias por doquier.

La relación entre los dos protagonistas se pondrá en juego mientras van en una pesquisa con tintes de esperanza y convicción dispares. La fuerza de la dama se impone para quebrantar cualquier barrera, en tanto que él está un pequeño paso atrás, no a nivel de la resignación pero si de una consciencia o ‘bloqueo’ interno que hace que intente poner reparos a lo largo del camino. Pero, dicho de manera tanto literal como metafóricamente, cuando George tenga un rifle en sus manos, todo cambiará y sentirá esa responsabilidad de querer marcar la diferencia para ayudar a su familia.

Promediando la mitad del largometraje, la historia realiza un giro, y se revela una fuerza antagónica. Ello trae un contraste que provoca tanto beneficios como agravantes a la trama. Mientras que la naturaleza de aquél enemigo conlleva un significado, intensificado por la necesidad de rescate del prójimo, desde un punto de vista subjetivo no podemos dejar de pensar que hubiera ocurrido si el caudal originario del drama hubiera seguido un cauce tal vez no lineal, pero sí más fiel a sus principios.

Kevin Costner y Diane Lane interpretan respectivamente a George y Margaret Blackledge, en un relato que tiene algunos tintes del western. Ellos están acompañados por Lesley Manville, Will Brittain, Jeffrey Donovan, Kayli Carter y Booboo Stewart en el elenco principal. No es una crítica ni precisamente un spoiler, pero, respecto del personaje de Costner, podemos decir que aquellos tiempos de The Untouchables y Eliot Ness ya están bien atrás, lo que no omite la gratificación pero si genera un cierto atisbo de inverosimilitud.

Margaret Blackledge temió por la vida de su nieto. Junto con su compañero de vida, puso proa para recuperarlo, entrando en un ríspido universo de rutas demasiado largas y sombrías figuras con poderes jerárquicos.

Puntaje: 7 de 10

Guillermo Bruno