Seleccionar página

“Mírame a los ojos, y ve la luz en mí”

Rosa es una mujer grande, con pasado en la prostitución, que se dedica a cuidar y albergar niños que transitan diversas circunstancias sociales. Un día, ella es robada por un joven senegalés llamado Momo. Poco tiempo después, le piden que ella lo acoja en sus aposentos, algo que acepta a regañadientes, aunque ese problemático niño será la esperanza de una profunda enseñanza mutua.

Este film italiano está dirigido y escrito por Edoardo Ponti,- el libreto también está escrito por Ugo Chiti-, y está basado en la novela “The Life Before Us” de Romain Gray, así como en el largometraje “Madame Rosa”, de 1977.

La relación entre la dama y Momo es uno de los puntos centrales de la cinta. Ese joven, que al principio se muestra revoltoso, incontrolable y muy problemático, empieza a poner lentamente los pies sobre la tierra cuando conoce a la susodicha y comienza a reordenar su propia existencia. Los sueños que lo azotan tienen que ver con lo que le sucede internamente. Al fin y al cabo, el afecto, la comprensión y una crianza adecuada son las piedras angulares de un próspero inicio de vida.

El cambio es un proceso paulatino y la película bien lo sabe: No se puede pretender que un crío con antecedentes duros vaya a madurar instantáneamente, pero tampoco aquí se vislumbra ese ápice de caso perdido o irrecuperable, lo que es un atinado acierto.

El día a día de Rosa, no es ni ha sido precisamente,-valga la redundancia-, un camino de rosas. El pasado acosa a esta mujer firme pero con pocas pulgas y cuyo escepticismo se hace más evidente cuando ve a Momo por primera vez. Pero, cuando ella mira a través de su nuevo interlocutor, encuentra a ese faro de próxima esperanza y bondad casi oculta, que necesita ser moldeado para relucir en su máximo esplendor, un brillo que ella misma precisa recuperar, escondido bajo los escombros de tiempos ya antiguos.

La gran Sophia Loren interpreta majestuosamente a Madame Rosa, con una impecable naturalidad que trasciende cualquier época. El director Ponti es, de hecho, el hijo de Loren. El joven Ibrahima Gueye, quien hace su estreno fílmico y que emigró desde Senegal a Italia, realiza una muy buena actuación como Momo. El elenco incluye a Renato Carpentieri, Abril Zamora, Iosif Diego Pirvu, Massimiliano Rossi y Babak Karimi, entre otros.

¿Un encuentro entre mundos opuestos, o un encuentro entre mundos fragmentados? Un choque generacional necesario, que cambiará las vidas de dos personas conflictuadas, para siempre.

Puntaje: 8 de 10

Guillermo Bruno