Seleccionar página

“Volver a brillar”

Los Bloom son una familia feliz compuesta por Sam, Cameron y sus tres hijos. Un día, en una excursión durante unas vacaciones en Tailandia, Sam se apoya en la baranda de un balcón alto y la misma se rompe casi al instante, provocando la violenta caída de la mujer al suelo, quebrándole una de sus vértebras y dejándola postrada de la cintura para abajo. El futuro parece sombrío, pero la vida siempre da revancha.

Este film está dirigido por Glendyn Ivin, y escrito por Shaun Grant y Harry Cripps. Está basado en el libro homónimo del australiano Bradley Trevor Greive y el propio Cameron Bloom, en lo que es un raconto de una historia verdadera.

El sufrimiento, el orgullo, el enojo, la culpa y hasta una dejadez incipiente son algunos de los sentimientos que se expresan a través de numerosas escenas de la cinta. La aceptación de una nueva realidad, impuesta súbita e injustamente, es muy dura y el largometraje-, pese a algunas repeticiones, lógicas de todos modos-, logra captar acertadamente el pesar de una mujer y una familia en la lucha por seguir adelante pese a los hechos y recuperar la felicidad.

Toda existencia tiene un punto de inflexión y para los Bloom fue la aparición de una urraca lastimada, que pronto será un miembro más del grupo familiar. El título del film alude precisamente a este pájaro, que traerá una clara luz de esperanza. Tanto el libreto como los planos fílmicos mantienen a lo largo de la producción, una lógica que no da demasiadas vueltas, y que encuentra su mayor costado reflexivo en los instantes en donde se ‘detiene’ el tiempo, y en donde es posible apreciar a las maravillas de la vida, sin importar cualquier circunstancia adversa.

Naomi Watts interpreta a Sam Bloom, con toda su carga emotiva, en tanto que Andrew Lincoln es su marido Cameron, en un elenco que incluye a Jacki Weaver como la sobreprotectora madre de la protagonista, Rachel House, Felix Cameron, Griffin Murray-Johnston, Abe Clifford-Barr, entre otros.

Es una historia directa, ‘simple’ en su desarrollo pero compleja en el andar de una mujer joven que siente como su mundo se derrumbó de un segundo a otro. Es también, una historia de vida, que nos muestra como la lucha constante siempre da sus frutos y que nunca dejará de existir la posibilidad de un mejor amanecer.

Puntaje: 7 de 10

Guillermo Bruno