Seleccionar página

«El alma del artista y sus felinos»

Inglaterra. 1881. Louis Wain es un ilustrador algo peculiar que vive con sus hermanas y su madre. Sus dibujos y su talento causan asombro aunque el hombre suele ‘pecar’ de excéntrico, lo que trae algún que otro comentario ajeno. Un día la familia contrata a una joven institutriz, Emily, que atrae el corazón del artista. Retazos del pasado, una cierta locura incipiente y una eventual fascinación por los gatos harán que el susodicho se aboque a retratar a estos animales de diversas formas, y con notable éxito.

El film de Will Sharpe nos trae una interesante historia real, sobre un sujeto con un grato corazón, una mente abierta a la innovación y demonios internos que no terminarán de dejarlo en paz. El guión es puntual y el ritmo es firme, un acierto para los tiempos que corren.

Louis Wain sentirá el encasillamiento social en carne propia, pero su labor y su creatividad lo harán salir adelante. El amor y la pérdida también serán parte de su existencia, ya que en la intensidad de cada acción propia no dejará dudas de ello. En aquellos momentos más duros, será el arte quien salve su alma.

La paleta de colores brillará en una audaz cinematografía, que es uno de los puntos altos del largometraje. Los dibujos y pinturas del protagonista tomarán vida propia en el desarrollo de la trama, mientras que también asistiremos al recorrido por los rincones más delicados de su mente.

El recurso de la repetición será usado aquí asiduamente pero no como algo gastado, sino como algo necesario. Wain necesitará recrear ese pasado para poder captar la energía y vitalidad de su presente. El ‘modus operandi’ de las ‘biopics’ contemporáneas tiene un caudal certero en el transcurso de la trama, pero dicho canon está correctamente labrado y atinadamente usado.

Benedict Cumberbatch realiza una gran actuación como Louis Wain. en tanto que Claire Foy es Emily. La historia está narrada vía la voz en off de Olivia Colman, en un elenco que incluye a nombres como Toby Jones, Andrea Riseborough y Adeel Akhtar. Curiosamente, tanto Foy como Colman interpretaron, en distintas edades, a la reina Elizabeth II en la serie ‘The Crown’.

Si bien está lejos de ser la novena maravilla, en una época en la que el sopor se apodera demasiado rápido de los ojos de los espectadores exigentes y casuales, ‘The Electrical Life of Louis Wain’ al menos interpela un retrato de una figura no tan conocida a nivel masivo, pero cuyo trabajo es una prueba más del encanto de una era cuya creatividad difícilmente pueda igualarse en los tiempos actuales.

Puntaje: 7 de 10

Guillermo Bruno