Seleccionar página

«Manejando por las culpas del destino»

Yusuke Kafuku es una personalidad importante en el mundo del teatro, al igual que su mujer Oto. Afectado por una tragedia conjunta, un problema incipiente y una desgracia por venir, el hombre se embarca en la representación de la obra «Uncle Vanya» de Chekhov. Durante su travesía, le designan a una joven conductora para que maneje el vehículo del susodicho. En ese encuentro, mientras copa con sus asuntos personales, sociales y laborales, descubrirá a otra persona con pesares similares, mientras escucha las eternas cintas de la nostalgia.

El film del japonés Ryusuke Hamaguchi, escrito por él y por Takamasa Oe, está basado en el relato corto homónimo dentro de la colección «Men Without Women» del reconocido Haruki Murakami. El guión,-nominado para la Academia-, presenta pausas claves y un recorrido largo pero certero, mientras ahonda en las profundidades de la culpa y el hondo recuerdo. La dirección de Tamaguchi, también ternada para el Oscar, capta planos que pregonan la reflexión personal y ajena.

El protagonista, que contempla paralelismos relacionados con la obra en la que está trabajando, vive una existencia tal vez no llana, pero con una fuerte impronta hacia aquel pasado que va quedando cada vez más lejano, pero cuyo rastro no puede borrarse de su corazón. Hubo asuntos que no fueron resueltos, y cosas sin decir que pesan mucho en la existencia diaria.

Mientras escucha la grata voz del afecto, durante sus largos viajes en su antiguo coche rojo, Yusuke ve reflejado su andar en aquella jovencita con rostro adusto que pasa de ser una mera conductora a convertirse en casi una confidente, una compañera de ruta. Por supuesto, al igual que el susodicho, ella tiene una historia previa, cuyas similitudes inquietan a su realidad actual.

Precisamente el lenguaje en varias de sus formas es otro de los baluartes del film. La galería de personajes que son encarnados aquí tienen en su gran mayoría un punto interno en común en el transcurrir de sus vidas, que los acerca al protagonista principal. Algunos de ellos serán más explícitos que otros, ya que cada uno tiene su forma de expresar sus cuestiones más propias.

Las actuaciones son todas de primer nivel, destacándose las de Hidetoshi Nishijima como Yusuke Kafuku y Toko Miura como Misaki Watari, su chofer. El elenco incluye a Masaki Okada, Reika Kirishima, Park Yu-rim, Jim Dae-yeon, Sonia Yuan, Ahn Hwitae, Perry Dizon y Satoko Abe.

De gran temporada en los premios, «Drive My Car» buscará quedarse al menos con un galardón de los más pesados, ya sea en la terna de Mejor Película o Mejor Película Extranjera. Hamaguchi construyó un fuerte relato, presentando una carta seria en términos de narración y competición, en un largometraje cuyas tres horas no pasan nunca desapercibidas.

Puntaje: 8 de 10

Guillermo Bruno