Seleccionar página

“Joy vs Joy o La disputa por el Oscar” by Ezequiel Tobler

“Joy vs Joy o La disputa por el Oscar” by Ezequiel Tobler

  Dos ganadoras. Mujeres con cierto grado de valentía. Sometidas y rebeladas. Humanas.

No podemos dejar de lado la atención que prestaron productores y directores a estas dos tramas de ficción  inspiradas en hechos reales, donde los acontecimientos, produjeron ciertos sucesos, que son tan impresionantes como notables, y por lo tanto, dignos de ser contados por ellos.

 

De esta manera nacen “JOY” y “ROOM”. Dos películas estrenadas en 2015, que compiten el próximo domingo 28 de Febrero en la entrega de los Oscars 2016 en la categoría  “Mejor película”, y también en la de “Mejor actriz protagónica”, con dos personajes principales que a primera vista, pueden parecer lejanos entre sí.

 

La JOY de “JOY” , de David Owen Russell, es un personaje clásico, con una progresión continua y ascendente, hacia su inevitable triunfo.  Genera un grado de empatía altísimo en aquellas mujeres que trabajan y crían hijos, además de comandar el destino sus familias, pero también en todos aquellos quienes registramos el bagaje que dejan en nuestras vidas, los logros, las metas alcanzadas, o los deseos relegados. La inapelable heroína nunca se detiene, no se rinde, tiene valor, se pone “ruda”, como la llama su abuela Mimi. Y como hipnotizada por el máximo precepto de facebook, toma el desafío, sigue su sueño y sale iluminada por el sol de California y algunos filtros CTO, a conseguir su felicidad.  Así, venciendo sus miedos, a punta de pistola si es necesario, llena sus cuentas de dólares hasta el punto de poder decirle al resto, lo que es bueno o malo, y cuáles son sus consecuencias.

 

 La JOY de “ROOM”, de Lenny Abrahamson, transita un camino lleno de dudas y altibajos. Signada por el drama del horror que le es impuesto. Le es imposible proyectar o predecir cuál será su futuro cercano y el de su hijo. La sola exposición del drama de Ma Joy, nos hace identificar con ella, y genéricamente con cualquiera que está privado injustamente de todos sus derechos, aunque jamás hayamos vivido nada ni remotamente similar, solo que en este caso, no somos capaces de hacer ningún pronóstico acerca del resultado de su historia. Más cercana al rol de la antihéroína, ella sufre miedo, depresión y todos los sentimientos inherentes a quienes ya no tienen internalizado un concepto de felicidad de ningún tipo. Este personaje, como es costumbre en los que suelen desprenderse de los films de producción independientes, nos obliga a formularnos una cantidad inmensa de preguntas, de las que a la vez surgen más preguntas, sobre la naturaleza del ser humano, y su reacción frente a los acontecimientos y las posibilidades de acción.

 

 A pesar de lo que evidencian uno y otro, ambos personajes responden a un mecanismo auténtico de reflexión propio sobre la paradoja del “Ser” y el “deber ser”, articulando esas dos fuerzas que se oponen, en ambos casos, con muy diferentes escenarios y entornos, generando conflictos auténticos, con su consecuente resultado.

Habilidades

Publicado el

25 febrero, 2016