Seleccionar página

“Room” by Guillermo Bruno

“Room” by Guillermo Bruno

“El relato del encierro forzoso en primera persona”

 
Análisis de “Room”, dirigida por Lenny Abrahamson
Imagínense lo horrible que sería vivir la vida en una habitación pequeña, sin la posibilidad de ver el mundo exterior y que la única chance de ver la luz sea mediante una claraboya, viviendo encerrados por culpa de un maníaco degenerado.
Algo así le pasó a Joy Newsome (Brie Larson), que se encuentra en ésta situación, junto con su hijito Jack (Jacob Tremblay). A pesar de que el nene es muy despierto, está a punto de cumplir apenas 5 años, y obviamente al haber sido criado en semejante ambiente, hay muchas cosas de la realidad que desconoce o que confunde, lo que es perfectamente lógico. La madre y el hijo se muestran muy unidos, ¿Podrán escapar de ese calvario o quedarán condenados? ¿Y si lo logran, como será la reacción de Jack frente a ese mundo exterior que nunca conoció?
“Room”, una co-producción irlandesa y canadiense, escrita por Emma Donoghue, y basada en su libro homónimo, cuya concepción se basó en parte al terrible caso Fritzl de Austria, es un poderoso y duro film, contado en buena parte desde la percepción del chico, que nos cuenta sus perspicaces reflexiones mientras vive como puede su vida en esa habitación, con el amor y cuidado de su madre que lo apoya en todo momento.
Si hablamos de actuaciones, Brie Larson está muy bien, pero es realmente el joven Tremblay quien se destaca, con sus expresiones, sus sensaciones y esa variedad de reacciones de niño mezcladas con las de un adulto, ya sean por su propia personalidad o por la situación que le tocó vivir. Los “veteranos” Joan Allen y William H Macy, también tienen una cierta participación en la película, sobre todo la primera, pero obviamente la obra recae en los dos protagonistas principales.
Tristeza, sufrimiento, esperanza, alegría, bronca, supervivencia, desesperación son algunos de los sentimientos que aparecerán en el recorrido de largometraje, que si bien no es “+18” por decirlo de alguna manera, no es tan apta para corazones sensibles, por lo que alguna lágrima perfectamente puede ser derramada por el rostro de cualquier espectador. De todas formas éste es un poderoso relato de vida, que nadie debería perder la oportunidad de observarlo, para poder contemplar la fuerza y perseverancia de dos personas que se vieron involucradas en una situación de crueldad y locura humana, algo que tristemente, parece repetirse cada vez más en los tiempos que corren.
Habilidades

Publicado el

27 febrero, 2016