Seleccionar página

Serie “The Night Of” por Richard Price y Steven Zallian by Guille Bruno

Serie “The Night Of” por Richard Price y Steven Zallian by Guille Bruno

“La noche más larga de todas”

Miniserie de 8 capítulos emitida por HBO,  dirigida por Zallian y James Marsh, y basada en la miniserie británica “Criminal Justice” de Peter Moffat.
Todos los seres humanos cometemos errores. Pero ¿Existe aquel día en el que salga todo absolutamente al revés de lo esperado y que cada paso dado termine siendo una equivocación que complique aun mas las cosas? A Nasir Khan (Riz Ahmed), un chico de veintipocos años, con ascendencia paquistaní, le pasó eso. Como si fuera un adolescente travieso, el joven se llevó el taxi de su padre con una falsa excusa, para poder acceder a una fiesta.
Hete aquí que en un momento dado, una chica ingresó al vehículo, creyendo que efectivamente era un transporte. “Naz” no le dijo que no y una cosa llevó a la otra y terminaron conociéndose y yendo a la casa de la joven, en donde Khan se engatusó en los juegos de sexo y drogas que proponía su anfitriona. Tras despertarse luego de una noche agitada, Nasir encuentra a la chica muerta en su habitación, con mucha sangre. La desesperación por tratar de huir hace que termine complicando más la situación, dejando sin querer rastros propios en la escena. Tras una inútil huida, finalmente es apresado, con el supuesto arma asesina en la mano, y queda detenido. Dennis Box (Bill Camp), un veterano detective de la vieja escuela, queda a cargo del caso. El abogado que termina tomando el mismo es John Stone (John Turturro), un profesional desgastado con obsesiones, problemas de salud y sin demasiado quorum en el mundo de la ley, mientras que el joven jura y perjura que es inocente, y se muestra como un ser de esas características, pese a que quizás oculte algo.
“The Night Of”, es una sórdida, oscura, intrigante por momentos y realista miniserie que si bien se enfoca en el suceso antes mencionado, también se mete en el análisis de las vidas de los demás personajes. Hay una cierta cotidianidad en el transcurso de la serie, que se transforma en sórdida debido al estilo de vida y las rutinas de muchos de ellos, que algunos ya parecen resignados y otros deprimidos en su día a día, viendo como el tiempo pasa mientras ven que pueden hacer para sentirse mas o menos útiles.
Es en esa “normalidad” en donde está la gran baza de “The Night Of”, pero es también en donde se encuentra su mayor defecto. ¿Y esto por qué es así? Porque de tanto mostrar ese andar cansino y la problemática de todos los hombres y mujeres que transitan la historia, termina siendo tedioso. Esa sordidez también se traslada a las escenas de la prisión, en donde cada uno sabrá juzgar si se siente cómodo encerrado en esas paredes y sus secretos, ya que la cárcel suele ser un ambiente cinematográfico con opiniones dispares entre los espectadores y cineastas.
La filmación es impecable, y sirve para captar aquellos momentos en donde se expresa la soledad, o la depresión de un personaje, mientras que unas pocas luces, y los pensamientos propios terminan siendo su única escapatoria.
Si vamos al recuento de capítulos, podemos decir que pese a que el caso policíaco parece bastante trillado, el primer episodio es bastante bueno, relatando todas las acciones concisas. Quizás el segundo capítulo sea el mejor, ya sea por su ritmo, su desarrollo, o la enorme cantidad de analogías y significados que se encuentran presentes. Luego la serie entra en una meseta, pero comienza a subir en los últimos cuatro episodios. El caso policíaco en sí está bien construido y es interesante, pero el objetivo final de la miniserie no apunta solamente allí sino que va más bien por el lado de la construcción de la vida de los personajes representados.
John Stone iba a ser interpretado por el gran James Gandolfini, conocido por su rol como Tony Soprano en “Los Soprano” (La miniserie está dedicada a él y tiene un crédito como productor ejecutivo) pero su inesperado fallecimiento llevó a la búsqueda de alternativas viables. Y, el enorme Robert de Niro fue una de ellas, pero se bajó rápidamente debido a que estaba ocupado con otros proyectos. Finalmente el rol recaló en Turturro, y hay que decir que le queda bien el papel de un abogado meticuloso, con alergias, que vive de manera medio desordenada, y parece algo chanta pero que todavía conserva el honor interno de la profesión. Riz Ahmed interpreta bien al acusado Nasir y a su eventual transformación a medida que avanza el tiempo. La regresada, nominada al Oscar y experimentada Jeanne Berlin representa de buena manera a una fiscal, lo mismo que para la británica de ascendencia de Sri Lanka Amara Karan, que interpreta a una abogada. Por último Bill Camp se mete audazmente en la piel de un tradicional detective, que siente que sus mejores años ya pasaron y que está al borde del retiro, sin demasiadas alegrías visibles en su vida. Michael Kenneth Williams tiene un rol como un preso con contactos y un pasado oscuro, que sirve como mentor de Khan, poniéndole esa impronta siniestra que tienen muchos de los personajes del mencionado actor.
Cualquiera sea tu pasado, o cualquiera sean tus deseos más internos e intensos, si vas a tomar un riesgo, hacelo con conciencia, y no impulsado por una rebeldía, porque una bifurcación inesperada podrá llevarte a terrenos de los que quizás no haya salida, en donde aquella fantasía fugaz termine siendo una pesadilla interminable.
Habilidades

Publicado el

3 enero, 2017