Seleccionar página

Serie “Tyrant”, creada por Gideon Raff by Guille Bruno

Serie “Tyrant”, creada por Gideon Raff by Guille Bruno

“Abuddin, tierra de tiranos y de un pasado oculto”

Análisis global de “Tyrant”, serie emitida por FX entre 2014 y 2016 y creada por Gideon Raff.
Todos tenemos un pasado, que puede ser gratificante o condenador. La familia suele formar parte de ese pasado, y por más vital que ésta sea, si alguien huye de la misma, es porque quiere dejar algo atrás.
Bassam “Barry” Al Fayeed (Adam Rayner) es un médico que vive con su mujer y sus hijos en Pasadena. Un día recibe una llamada desde su tierra de origen, el país ficticio Abuddin, que de existir, se encontraría cerca de Siria y el Líbano, en donde se entera de que su sobrino se va a casar, y donde eventualmente sabrá de los problemas de salud de su padre Khaled, quien gobierna ferreamente dicha región. Al llegar allí con su familia, Barry se encontrará con su hermano Jamal (Ashraf Barhom), un violento hombre con una despótica personalidad, que de entrada demuestra lo peor de sí. Bassam no solo verá como la situación política y social del lugar va cambiando según los eventos que se irán sucediendo sino que comenzará a desentrañar algunos sucesos de tiempos pasados, que preferiría que sigan enterrados, con el temor de que los mismos terminen condenando a el y a su familia a permanecer en ese lugar, en donde parecen predominar la inestabilidad social, el poder y la guerra.
“Tyrant”, desarrollada por el mismo creador detrás de “Prisoners of War” y su adaptación estadounidense “Homeland”, es una serie que arranca siendo intrigante, sólida e interesante, pero que tira todo por la borda en su última temporada. La filmación es buena, y el ritmo en general también. Más allá de las fantasías del caso, o de como ciertos personajes pasan de ser simples a tener chapa de “héroes”, tanto la primera temporada como la segunda logra mantener al espectador interesado en el contexto de la historia. El problema de la última parte de la serie, que a pesar de todo logra imponer un par de decisiones arriesgadas e inesperadas, es que termina siendo tediosa, bastante politizada y con la sensación de que algunos personajes ven como sus personalidades van mutando, con dudas y sin demasiada lógica. Diferentes son la primera temporada, en donde se desarrolla el conflicto, y la segunda, que tiene toques más ficticios e improbables pero que mantiene su nivel.
Habilidades

Publicado el

3 enero, 2017