Seleccionar página

“SPOTLIGHT” by Guillermo Bruno

“SPOTLIGHT” by Guillermo Bruno

“Todos sabían que algo pasaba y nadie hizo nada”

Análisis de “Spotlight”, dirigida por Tom Mccarthy.
La Iglesia. Una institución que debería ser noble, desde sus orígenes, tradicionalidad, religiosidad y valores profesados a lo largo de los siglos. Pero luego está la tentación. La tentación en la que no hay que caer según los escritos sagrados. Es obvio que los placeres carnales se van a hacer presentes en algún momento en los cuerpos de los sacerdotes, curas y miles de religiosos, que por elección y según las reglas eclesiásticas son célibes y carentes de actividad sexual.
Pero ese no es el problema, ya que es imposible ir en contra de la naturaleza humana. El problema es cuando esa tentación deriva por algún motivo en un trastorno y el religioso comete abuso sexual. Y las víctimas, son generalmente niños y niñas jóvenes, lo que significa uno de los actos mas aberrantes que puede cometer una persona.
Vayamos un poquito al pasado “reciente”. Año 2001, sin saberlo, EEUU va de camino a sufrir uno de los peores ataques terroristas de su historia. Pero antes que todo el infierno se desate, hagamos enfoque en el “Boston Globe”, un importante diario de la zona. Dicho periódico tiene un pequeño grupo de periodistas de investigación, que se especializan en casos candentes. Se hacen llamar “Spotlight”. Cuando el nuevo editor del diario descubre un caso sobre curas pedófilos, al que no se le había prestado mucha atención, los insta a ahondar en el tema, para que se metan de lleno en el asunto, llegando hasta el tope de las esferas eclesiásticas, mientras descubren cosas que el corazón no podrá soportar con tanta facilidad.
“Spotlight” es un intenso y frenético film, basado en un tétrico caso real, que sigue la investigación de unos intrépidos reporteros que no pararan hasta exponer a los culpables de una institución encapsulada y ferreamente protegida. El ritmo de la película hace recordar a aquel de “All the Presidents Men” (Paradojicamente aquí aparece Ben Bradlee Jr, hijo del famoso Bradlee, que fue el editor del “Washington Post”, cuando ocurrió todo el escándalo de Watergate y Richard Nixon), y no decae nunca, manteniendo al espectador en vilo y acompañando en todo momento a los valientes investigadores.
El enorme e importante elenco del largometraje ayuda mucho al desarrollo del mismo. Michael Keaton, Liev Schreiber, Rachel Mcadams, Stanley Tucci, Mark Ruffalo componen el “casting” principal, mientras que nombres como John Slattery, Billy Crudup, y el menos conocido Brian d’Arcy James también hacen un gran aporte.
Como muchas instituciones, la Iglesia tiene sus recovecos oscuros, muy oscuros diríamos. Y como toda entidad, tratarán de esconder sus secretos más horribles, para que nunca vean la luz. Respecto a la discusión del celibato, por un lado las reglas antiguas son respetables, pero por el otro, visto y considerando que estamos en el 2016, quizás podrían ser mas laxos con ese tema.
Pero prohibiciones o no, no hay absolutamente nada que justifique a tipos que dicen ser religiosos y apoyar a Dios, pero que se aprovechan de criaturas inofensivas, para saciar sus deseos mas monstruosos.
Habilidades

Publicado el

27 febrero, 2016