Seleccionar página

“The Roaring Twenties” Raoul Walsh by Guillermo Bruno

“The Roaring Twenties” Raoul Walsh by Guillermo Bruno

“Retrato de una época movilizante y complicada, en los albores del siglo XX”

Las primeras décadas del Siglo XX, al igual que dicho periodo en todo su conjunto, fueron muy movidas, y más allá de las grandes innovaciones que fueron produciéndose, no todo fue color de rosas.
La típica voz narrativa, con sonido de altavoz, de los films antiguos, nos dice con un imponente vozarrón, que estamos en 1918, en la fase final de la Primera Guerra Mundial, y nos muestra a 3 hombres en una trinchera mientras sufren los embates enemigos.
Estos señores son Edward “Eddie” Bartlett (James Cagney), un mecánico, George Hally (Humphrey Bogart), dueño de clubes nocturnos, y Lloyd Hart (Jeffrey Lynn), un joven abogado recién recibido, y con aspiraciones concretas a seguir en un futuro cercano.
Entre chicanas, chistes, y disparos, se disputan los últimos albores de la primera de las 2 grandes guerras del siglo pasado. Cuando comienza el principio del fin de la misma, los 3 hombres se funden en un abrazo y tratan de comenzar a retomar sus vidas.
La narración se enfoca ahora en Eddie, que, con aires simpáticos, aunque con algo de altanería, se reencuentra con un viejo amigo, Danny (Frank Mchugh), un muchacho sencillo que trabaja de taxista.
Además, trata de recuperar su trabajo, y ante la negativa de su viejo empleador, maneja el taxi de Danny durante unas horas, para poder sacar unos mangos. En el medio de todo eso, visita a una joven que el solía conocer, Jean Sherman (Priscilla Lane).
Un día, mientras llevaba a un pasajero a su destino, cuando frenan, el mismo le pide a Edward que entregue un paquete a una tal Panama Smith (Gladys George) en un club nocturno.
Tras la entrega de dicho paquete, casi sin saberlo, pero al mismo tiempo con ganas de experimentar cosas distintas, Eddie se mete en un mundo nuevo, que podría llevarlo a ser alguien importante, en los comienzos de la década del ’20.
“The Roaring Twenties”, catalogado quizás de manera demasiado abarcativa, como un “Gangster film”, es una interesante muestra de lo que fue una década que mas allá de sus prosperidades, sufrió de interdictos como la ley Volstead, de Prohibición, de alcohol, lo que hizo que muchos “hombres de negocios” sacaran rédito de la venta de alcohol ilegal, y no siempre con buenos modales.
En lo que respecta a la historia central en si, esta bien llevada y con un buen ritmo para la época. Cagney interpreta bien a un hombre, que mas allá de lo que sufrió durante la guerra, está dispuesto a abrirse paso en el mundo como sea. Un joven Bogart, interpreta al mañoso y complicado George,en una actuación un poquito exagerada, pero con tintes que pocos años después se verían reflejados en Sam Spade o Rick Blaine, por nombrar a algunos de sus personajes memorables. Gladys George y la más famosa de las hermanas Lane, también trabajan correctamente.
Los intervalos de narración histórica, por más breves que sean, también son un punto importante en el film, ya que la voz de John Deering nos va contando los hechos que suceden a medida que avanza la historia y van pasando los años.
En definitiva, “The Roaring Twenties”, es una buena cinta, que quizás (Y esto puede que suene contradictorio) peque de ser muy vieja. ¿Y por que es contradictorio? Porque por ejemplo, una de las mayores obras maestras filmicas de todos los tiempos, “Gone With The Wind”, se estrenó ese mismo año, 1939, y en casi ningún momento de las 4 horas y pico que dura dicha cinta pasa por la cabeza del espectador que está viendo un largometraje que tiene mas de 75 años. Pero, ya sea por la forma de filmar, o algunas actuaciones exageradas, la obra de Walsh tiene ese tinte antiguo, mas allá de que el ritmo es bueno, para contar una historia transcurrida durante 15 bravos años del Siglo XX.
Habilidades

Publicado el

22 junio, 2015