Seleccionar página

TRUE DETECTIVE II “Las batallas íntimas” by Eugenia Otavianelli

TRUE DETECTIVE II “Las batallas íntimas” by Eugenia Otavianelli

 

Para los que vimos y nos gustó la primera temporada, en esta segunda nada de lo obvio se repite: hay otra historia, es otro el elenco, otras locaciones, aunque no todo es “tan distinto”

Desde el principio descubrimos que ya no existen aquellos páramos pantanosos, interminables y solitarios de Nueva Orleans , en cambio ahora es una imbricada, populosa y despersonalizada autopista de Californiana llena de curvas y cruces , como las historias de los cuatro personajes centrales de este relato policial noir.

Toda la acción es contemporánea al relato,  solo irrumpen a veces algunos flashbacks, muy distinta a la estructura de pasado-presente estructural de la Temporada I. Aquí esos flashbacks ponen en situación momentos personales del pasado de cada uno de sus protagonistas.

La historia, se dispara con el encuentro de un cuerpo mutilado: el de un importante empresario corrupto, vinculado a la prostitución Vip, videos snuff, trata de personas, mafias latinas y drogas. Este es el asunto que conjuga a los protagonistas para la investigación. Nada nuevo. Todos quieren saber quién fue, la policía, el Municipio y la mafia.

Vince Vaugnh es Frank Seymonun un mafioso estafado por el empresario asesinado. La pérdida de poder y dinero le complican el presente, por ello es el más interesado en saber la respuesta a la pregunta del homicidio: Quién fue? .El personaje me gusta, ya que no es lo que este actor hace siempre, del que conocemos más bien una serie de comedias pasatistas .  Aquí es un personaje que está siempre como contenido y parece vivir al borde de la explosión.

Por otra parte está Ray Velcoro encarnado por Colin Farrel, el que debo confesar me resulta a veces un poco sobreactuado. Es Oficial de Policía en “Vinci”, la ciudad donde encuentran el cuerpo del misterioso empresario. Ray es adicto a las sustancias y al alcohol. Carga como una mochila un denso pasado, que incluye la violación de su ex esposa y una paternidad dudosa , cosas que lo terminarán lo asociando a Vaughn para vengar aquel suceso. Y esa relación que traban se mantiene con el pasar de los años como un código silente y leal.

Antígona Bezzerides en la piel de Rachel McAdams, está muy lejos del glam simpático de siempre, aunque todavía no me lograr convencer su intención de “mujer dura”. Es otra figura que forma parte del plantel de la policía. Es hija del gurú en una comunidad new age con quien se lleva más que mal. Todo pareciera indicarnos que ella fue víctima de abuso en su pasado.

Paul Woodrugh, por Taylor Kitsch, momentáneamente no suma nada a la trama. Ni el personaje , y sinceramente tampoco aporta nada interesante el actor. Es un ex soldado de la Guerra en Irak, con marcas en el cuerpo de ese pasado de horror, actual patrullero en el desierto y muy sugerido en las escenas con su pareja que pareciera ser un homosexual reprimido.

Otra diferencia importante entre las temporadas son los diálogos, algo clave de la Temporada 1, por su extensión y complejidad. En cambio en esta Temporada son más acotados, lo dicho está en lo no dicho, en lo sobre entendido, en lo que el subtexto implica.

Sobre todo en los momentos entre Voughn y Farrel enfrentados en la mesa de un bar de mala muerte, botella de whisky mediante. Algunos de esos momentos me hicieron apretar los puños esperando que terminara, una tensión silente y sugerida de gran incomodidad narrativa , altamente lograda. La misma tensión que se siente en las escenas entre Farrel y el hijo en un intento de diálogo padre e hijo que no logran comunicarse realmente. Diría que estos puntos que marco acerca de la tensión en los diálogos es lo que más me gustó hasta ahora, en los capítulos que se han emitido.

Donde veo claramente una suerte de continuidad con la primera temporada es que cada personaje pelea su propia batalla interior mientras , a la vez investiga el asesinato. Miserias, adicciones, negaciones, humanidades que búsqueda redención y perdón, propios y ajenos. La historia es chiquita, pues lo jugoso y atractivo son las historias particulares su planteo y su resolución. Faltan dos capítulos más veremos con qué nos sorprenden.

True Detective. HBO, domingos 22hs.

 AUTORA: Eugenia Otavianelli

Habilidades

Publicado el

10 agosto, 2015