Seleccionar página

“Truman” de Cesc Gay by Guille Bruno

“Truman” de Cesc Gay by Guille Bruno

“Bella representación de la amistad en el momento más duro de la vida”

La amistad. Ese pilar tan importante que la vida nos ofrece durante todo su trayecto, si la cosechamos y la cultivamos. Y que seguramente nos acompañará hasta el fin de nuestros días, si hacemos bien las cosas.
Cuando Julián (Ricardo Darín), un actor teatral argentino viviendo en Madrid, se reencuentra con su viejo amigo español Tomás (Javier Cámara), él sabia que le quedaba poco tiempo de vida. Y se lo hace saber a su amigo, diciéndole que prefiere aprovechar lo que le quede de manera plena, sin tratamientos y sin remedios, que lo único que harían es retrasar el inevitable final. Julián también tiene un hermoso perro, ya mayor, un bullmastiff llamado Truman, al que se siente muy apegado.
“Truman”, una coproducción hispano-argentina es un poderoso relato sobre el compañerismo y la amistad, expuesto de una manera sencilla, pero que termina llegando al corazón de una manera profunda. La historia es simple, con sus tintes tristes, pero sin perder un cierto sentimiento de alegría a lo largo de su trayecto.
Hay un gran acierto en el film de Cesc Gay y es la ausencia de escenas cruentas. Al fin y al cabo, el personaje principal padece un tumor avanzado, por lo que hubiese sido muy sencillo mostrar el deterioro físico y hasta mental del hombre, táctica usada por muchas cintas, que llevan en muchas ocasiones a momentos emocionalmente fuertes y a veces exagerados, y no aptos ni del agrado de todos, pese a que es cierto que en la vida real, muchas veces el desenlace de estas enfermedades suele ser el peor. Pero no, el director optó sabiamente por centralizarse en la relación entre los personajes durante los días que están juntos, en vez de invertir energía en escenas de hospitales y demás.
Respecto de las actuaciones, Darín sigue demostrando que es uno de los mejores de Argentina, encarnándose perfectamente en el personaje que interpreta. El español Cámara logra también una gran actuación en su rol como Tomás y Dolores Fonzi aparece correctamente en un rol secundario.
Y por último, el perro Truman (Cuyo nombre realmente era Troilo y lamentablemente falleció hace poco), si bien no aparece mucho durante la película, es la representación fiel del amor, de la compañía y de la amistad, y eso se ve en el temor que tiene el protagonista al sentir que lo va a abandonar, por esas circunstancias de fuerza mayor que le impuso la vida.
Es obvio que vivir sin presiones es imposible, pero a veces da la sensación de que vivimos muy apurados y nerviosos. Habría que tomarse más tiempo para disfrutar, porque hoy estamos y mañana no. Una charla, un paseo, un abrazo con un amigo, son apenas algunas cosas que hay que aprovechar de este mundo en el que habitamos, y si todo llega a salir mal, y la vida nos juega una mala pasada, recordemos que siempre habrá algo por lo que vivir y sonreír.
Habilidades

Publicado el

26 septiembre, 2016