Seleccionar página

“White Heat” (Raoul Walsh) por Guillermo Bruno

“White Heat” (Raoul Walsh) por Guillermo Bruno

“Vida y personalidad de un terrible criminal en los años ’40”

Análisis de “White Heat” (1949) dirigida por Raoul Walsh.
Durante la historia del cine ha habido personajes siniestros, malvados, inescrupulosos, y otros adjetivos relacionados.
Arthur “Cody” Jarrett (James Cagney) entra claramente en esa categoría. Ya desde entrada vemos como, mientras asaltan un tren, Jarrett (Un malhechor de carrera) y sus amigotes asesinan a varios de los trabajadores del mismo. Y aquí es donde empieza a vislumbrarse la crueldad de Jarrett, ya que cuando uno de sus compañeros de fechorías sufre un accidente, el hombre se limita a dejarlo a que muera. Tampoco tiene reparos en agredir a su bella esposa, Verna (Virginia Mayo).
No, la única persona que el realmente parece apreciar y querer de verdad es su madre (Margaret Wycherly), con quien tiene una relación muy cercana, y la mujer, que claramente es de armas tomar, parece tener un papel relevante en la “organización” criminal de su hijo.
Pero, en un momento dado, los planes de esta banda son descubiertos, y la policía ideará un complejo plan para dar con Jarrett, plan que tendrá como cabeza a un joven pero experimentado agente, Hank Fallon (Edmund’o Brien).
Además de eso, “Cody” deberá lidiar con algunos problemas de salud, como mareos y desvanecimientos, y la sospecha de que uno de los miembros de su organización, “Big Ed” Somers (Steve Cochran) lo podría haber traicionado.
“White Heat” es un efectivo film que muestra las vicisitudes de la vida de un gangster, sus desvaríos personales, y su relación con el mundo exterior, mientras la policía intenta capturarlo.
Un Cagney mas maduro y cruel que el visto en “The Roaring Twenties”, también de Walsh, interpreta perfectamente a un criminal despiadado. La inglesa Wycherly cumple perfectamente su papel de madre madura, sobreprotectora e inteligente, demostrando el intenso vínculo que hay y siempre hubo con su hijo ya grande. De hecho, la importancia de la relación entre ambos se ve en varios momentos de la cinta, ya sea en un momento culmine, en donde “Cody” habla de las vivencias de el y su vieja con otro de los personajes principales de la historia, como en el momento en el que dice la famosa frase “Made it ma, top of the world”, inmortalizada según la AFI (American Film Institute), como una de las 100 frases mas relevantes de la historia cinematográfica.
Más alla de algunos altibajos, “White Heat” es un buen largometraje, de la buena cepa de films de “gangsters” que se hicieron populares entre 1930 y 1950, y que mostraban en algunos casos, a hombres como “Cody” Jarrett, que querían llegar a esa cima del mundo, sin importar que o quién estuviese en su camino.
Habilidades

Publicado el

15 junio, 2015